.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

lunes, 5 de diciembre de 2016

Hakuin - "Lo inapreciable es un conjuro de la gente..."




Lo inapreciable es un conjuro de la gente,
cambio de una bola de hierro caliente y roja
a la grasa de la mantequilla.
¿Paraíso? ¿Purgatorio? ¿Infierno?
Los copos de nieve caen sobre la estufa roja.

Hakuin (1685-1768)




(Fotografía: Teiko - Flickr)



domingo, 4 de diciembre de 2016

Una foto de Nina Toska




Nina Toska. ¿La fotógrafa? ¿La retratada?  ¿Un autorretrato?






João Pernambuco - Grauna




Felix Murnig a la guitarra y Laura Bloch al pandero, interpretan esta pieza del compositor João Teixeira Guimarães, João Pernambuco (1883 - 1947), Graúna.








sábado, 3 de diciembre de 2016

Bill Frissell & Vinicius Cantuária - Calle 7




Un cantante brasileño, Vinicius Cantuária, cantando en español. Toca, además, la guitarra junto con Bill Frissell en el disco Lágrimas mexicanas.




Un diálogo de 'Lone Star' (John Sayles)



INT. CAFE -- NOCHE (Sam y Pilar se sientan uno al lado del otro, frente a la ventana del café, hablando en voz baja. La luz de la calle refleja el letrero del café haciendo dibujos sobre sus caras).

PILAR: Pensábamos que éramos alguien, ¿no?

SAM: Sí.

PILAR: Me fijo en los chicos que están en el instituto, en 10 o 11 grado. Eso es lo que éramos, niños.

SAM: Sí.

PILAR: Quiero decir, ¿qué sabíamos sobre la vida?

SAM: Nada.

PILAR: Cuando Nando murió, fue tan repentino...me quedé en estado de shock durante un tiempo. Un día desperté y ahí estaba, el resto de mi vida por delante, y no tenía ni idea de qué hacer con ella.

SAM: ¿Recuerdas el otro día cuando me preguntaste porqué regresé?

PILAR: Sí.

SAM: Regresé porque tú estabas aquí.


(Leído en el blog Desconvencida)



viernes, 2 de diciembre de 2016

Maria Callas - O mio babbino caro






Maria Callas nació el 2 de diciembre de 1923.




Quevedo - "Dejad que a voces diga el bien que pierdo"





Dejad que a voces diga el bien que pierdo
si con mi llanto a lástima os provoco;
y permitidme hacer cosas de loco:
que parezco muy mal amante y cuerdo.

La red que rompo y la prisión que muerdo
y el tirano rigor que adoro y toco,
para mostrar mi pena son muy poco,
si por mi mal de lo que fui me acuerdo.

Óiganme todos: consentid siquiera
que, harto de esperar y de quejarme,
pues sin previo viví, sin juicio muera.

De gritar solamente quiero hartarme.
Sepa de mí, a lo menos, esta fiera
que he podido morir, y no mudarme.

Quevedo