.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar Góngora – ¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich

jueves, 22 de febrero de 2018

Joan Margarit - Fabuloso camino de tristezas divinas




FABULOSO CAMINO DE TRISTEZAS DIVINAS


Era secreto el camino, fabuloso de tristezas divinas.
Carles Riba



Hacia los verdes campos —verdes y de derechas—
de Francia, el treinta y nueve, se iba arrastrando el lento,
negro gusano de los refugiados.
Machado tiene un pozo en la mirada.
Riba lo reconoce y va en su ayuda
cuando ve en un café que va a pagar
con el reloj: ya no le espera más
que la fonda barata de la muerte.
Miserable camino conocido
de la tristeza humana, que transcurre
lejos de Queronea y Salamina.
Y era poco elegíaco un reloj
compensando un negocio sucio y lóbrego
donde no basta ya, para pagar, la vida.

Joan Margarit 

De Los motivos del lobo. Versión del autor


(Leído en El hacedor de sueños)



CAMÍ FABULÓS DE TRISTESES DIVINES

Era secret el camí, fabulós de tristeses divines
Carles Riba


Cap als —verds i de dretes— camps de França,
l’any trenta-nou, s’anava arrossegant
el llarg cuc negre dels refugiats.
Machado duia un pou a la mirada.
Riba el va reconèixer i ajudar
quan a un cafè va veure que pagava
amb el rellotge: l’esperava ja
la fonda de la mort, la més barata.
El camí conegut i miserable
de tristeses humanes transcorria
molt lluny de Queronea i Salamina.
I era poc elegíac un rellotge
fent de torna a un negoci brut i llòbrec
on no bastava, per pagar, la vida.

De Els motius del llop,1993. En El primer frío
Poesía (1975-1995). Visor, 2004, pp. 360-361



miércoles, 21 de febrero de 2018

Ingrid Bergman vista por Lazslo Willinger



Ingrid Bergman camera negative from A Rage in Heaven by Lazslo Willinger.





Jadcek Podsiadło - Depósito



DEPÓSITO

Desde la última mujer han pasado tres meses.
El trascurso del tiempo es como una hemorragia.
De hecho, las mujeres no me dan mucho. A sí mismas.
La noche de ayer la señora Malibu se me entregó
en depósito. Se supone que me pertenece,
pero con ella hay que andarse
con cuidado, como con un libro de la biblioteca.
La señora Malibu se pinta la boca de un rojo feroz.
La boca de la señora Malibu es como de arte pop.
Sus amigos dicen que cuando va por la calle
primero se ve su boca y después ella.
La señora Malibu se admira de la construcción de mi cuerpo.
Qué divertido.
Despertarse por la mañana y tener algo extraño al alcance de la mano es mucho.
La señora Malibu y yo no nos hacemos muchas ilusiones.
Intentamos pensar de manera lúcida.
Estamos bien juntos.
Quizá bien.
Quizá juntos.

Jadcek Podsiadło
(n. 1964)


Poesia a contragolpe. Antología de poesía polaca contemporánea (autores nacidos entre 1960 y 1980). Selección y traducción de Abel Murcia, Gerardo Beltrán y Xavier Farré. Prensas Universitarias de Zaragoza, 2012.