.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

jueves, 30 de junio de 2011

Otra foto de Lauren Bacall





"Fernando Pessoa em flagrante delitro"


Esta fotografía (1929) sirvió para reiniciar un segundo período en la relación platónica de Fernando Pessoa con la joven Ofélia Queiroz. En el reverso el poeta portugués escribió lo siguiente:

Fernando Pessoa em flagrante delitro



Un diálogo de 'Perdición'


Dialogo de Perdición (Double Indemnity, 1944), de Billy Wilder, protagonizada por Fred MacMurray, Barbara Stanwyck y Edward G. Robinson. Basada en una novela de James M. Cain, el guión fue escrito por el propio Wilder junto con Raymond Chandler.

Walter Neff: You'll be here too?

Phyllis: I guess so, I usually am.

Walter Neff: Same chair, same perfume, same anklet?

Phyllis: I wonder if I know what you mean.

Walter Neff: I wonder if you wonder.








Amanecer: tres en punto (Voula Savvidi)

ΒΟΥΛΑ ΣΑΒΒΙΔΗ,  "για χάρη σου"


Amanecer: tres en punto es el título de esta canción que canta Voula Savvidi. La encontramos en un disco fabuloso que se titula, en inglés, Manos Hadjidakis. The Environs with Voula Savvidi.


El curso (Manuel Vicent)

Mar en verano (Fotografía de Alejandro Urzúa)

EL CURSO

Otro año ha pasado. Doce largos meses. Quienes, recordando la época de estudiantes, partimos todavía los años por las vacaciones de verano sabemos que el curso ha terminado. Por mi parte, aún acostumbro a contar los meses por las frutas que tomo de postre. Sé que será abril cuando haya fresas en la mesa; mayo vendrá acompañado de cerezas y junio dejará paso a las brevas de San Juan y a los albaricoques. El perfume de estas frutas lo llevo asociado aún al tiempo de los exámenes. Mientras estudiaba desesperadamente con el libro abierto bajo el flexo, desde la habitación oía cantar al cuclillo, sonaban acordeones de alguna verbena lejana que traía y se llevaba la brisa, y de la oscuridad de la noche brotaban fuegos artificiales de las fiestas de primavera por toda la huerta de Valencia. La libertad del verano llegaba, de pronto, con las sandías.

Quienes, además de estudiar, nos hemos criado entre campesinos, sabemos que los años se cuentan por cosechas cuyos ritos agrarios uno debe aplicar también a la moral y al arte de vivir. Ahora trato de recordar cuanto de bueno y de malo me ha sucedido a lo largo del año, y lo guardo en la memoria como si cada sensación, un libro, un viaje, una enfermedad, un lance de amor, la muerte de un amigo, fuera el resultado de un cultivo o de un desastre de la naturaleza. Así siembra el trigo el labrador, así maduran los membrillos, así humean las hojas podridas de otoño donde anidan las trufas que descubrirán los cerdos.

El curso ha terminado. Ha pasado otro año. Después de una larga ausencia hay que descubrir el nuevo paisaje que la mente crea en el verano, y otras estancias del propio interior deben ser abiertas y oreadas a la luz de agosto. Es un milagro que se repite al final de cada curso: cargado con la experiencia acumulada durante nueve meses, uno vuelve al mar con el espíritu entero o ya quebrado y encuentra allí todavía algunos placeres de la juventud que nadie ha podido arrebatar.

Puede que aquel bosquecillo de manzanos o el huerto de limoneros esté hoy cubierto de cemento y que el espanto de una guerra, donde mueren tantos inocentes, arruine el último esplendor sobre la hierba, pero más allá de las bombas y de la sangre quedan muchas dulces armonías, agradables músicas, delicados aromas intactos que debes descubrir para seguir aprendiendo. Mientras el verano pasa por encima del sombrero de paja, podrás llegar a una discreta sabiduría si sabes apreciar todavía lo que vale un desayuno entre pájaros, como en aquellos días felices.


Manuel Vicent (El País, 30-7-2006)



miércoles, 29 de junio de 2011

Dos fotos de Fanny Ardant

En Málaga, en 2004


1981



"Como inútil copa llena..." (Fernando Pessoa)

Fotografía de Ángel Soler

Una estrofa de un breve poema de Fernando Pessoa, que Mísia canta en su disco Garras dos sentidos.


Como inútil copa llena
que nadie toma en la mesa,
rebosa dolor ajeno
mi corazón sin tristeza.



Como inútil taça cheia
que ninguém ergue da mesa, 
transborda de dor alheia
meu coração sem tristeza.



Terra estrangeira (Jussara Silveira)



La letra y la música de la canción "Terra estrangeira" son del brasileño José Miguel Wisnik, quien compuso la banda sonora de la película del mismo título (1995), coproducción lusobrasileña dirigida por Walter Salles y Daniella Thomas. Esta canción no aparece tal cual en la película, sino en un disco de Wisnik titulado São Paulo Rio. Sin embargo, es Jussara Silveira quien la que canta en ese disco, del cual recuerdo otra colaboración, la de Elza Soares.


TERRA ESTRANGEIRA

Muito além ou aquém da saudade
sou ninguém ou alguém além da dor
que chegou até onde vai o mar e voltou,
encalhado no fado estou.

Viajante adiante da viagem
a levar todo mar e Atlântida,
sou curare de uma tribo sem margem ,
sem mais terra, sem mal a buscar.

Portugal do tamanho de um mundo,
Cabo Verde apontando pra lá ,
há um lugar (onde está?),
há um lugar (sei que há),

um lugar que faltei achar,
há um lugar (há de vir),
só faltou descobrir
um lugar e ainda quero ir.











Narciso y Narcisa

Seguidor de Leonardo da Vinci (1495)




Fotografía de Anton Corbijn



Una 'mínima' de C. E. de Ory

Fotografía de Chadwick Tyler

De la sección "Mínimas (Aerolitos)", de la antología Metanoia, de  Carlos Edmundo de Ory, una de ellas:

Te contaré la historia de cosas que he visto.
Y luego haremos juntos un haikai.



martes, 28 de junio de 2011

Manet en la playa

Mujeres en la playa (sin fecha)


En la playa de Boulogne (1869)


(Galería de  *Huismus)




Valse Triste (Sibelius)

Bosque en la isla. Finlandia, Laplan (Fotografía de  Katja Maasing)







Gene



3 fotos de Alison Scarpulla







Tres fotografías de Alison Scarpulla publicadas en Flickr.


Breve entrevista (en inglés) con Alison Scarpulla en Lodow Magazine.


Una jitanjáfora

Río Paraná (Fotografía de Danirojinegro)

En el Diccionario de términos filológicos del añorado Fernando Lázaro Carreter encontramos la siguiente definicion de la palabra jitanjáfora:

Nombre inventado por Alfonso Reyes (1929) para designar palabras, metáforas, onomatopeyas, interjecciones, estrofillas, etcétera, carentes de sentido, pero que constituyen un fuerte estímulo para la imáginación:

Por el río Paraná 
viene navegando un piojo,
con un lunar en el ojo
y una flor en el ojal.


Andrés Trapiello, da otra versión de esta coplilla: “Por el río Paraná / va navegando un piojo / con un hachazo en el ojo / y una flor en el ojal”


lunes, 27 de junio de 2011

Ted Hughes dibujado por Sylvia Plath



Retrato del poeta inglés Ted Hughes por su mujer, la poeta Sylvia Plath.



El punto tierno (Ted Hughes)




EL PUNTO TIERNO

Tus sienes, donde el pelo se hacía más tupido
eran el punto tierno. Para probar, un día
solté una lima entre los electrodos
de una batería de doce voltios: hizo explosión
igual que una granada. Alguien te llenó de cables.
Alguien bajó la palanca. Te arrojaron
el rayo en la cabeza.
Con sus delantales blancos, con sus caras de nada,
iban revoloteando
para ver cómo estabas, atada en tus correas,
si tenías los dientes intactos todavía.
La mano en la palanca calibrada,
sin sensación alguna a no ser por la falta
de toda sensación, bajó para buscar
algún resabio sensitivo. El miedo
era la nube que formabas
cuando esperabas los relámpagos;
vi la rama de un roble partida por el rayo;
y vos, la pierna de tu Papi. ¿Cuántos ataques
sufriste de ese dios que te arrastraba
de los pelos? Los informes
huían de regreso a las nubes. ¿Qué era lo que subía
hecho vapor? Donde los pararrayos vertían lágrimas de cobre
y el nervio se arrancó su propia piel
como una criatura chamuscada
huyendo de la bomba. Te arrojaron,
hecha un pedazo rígido de alambre retorcido
sobre el tendido eléctrico de Boston. Las luces
del Senado bajaron su tensión
cuando tu voz se zambulló hacia adentro
abriéndose camino más allá del refugio del sótano.
Emergió años más tarde,
sobreexpuesta como una placa radiográfica,
el mapa del cerebro todavía salpicado de negro
con esas cicatrices de tierra calcinada,
producto de tu huida. Y tus palabras, caras
de espaldas a la luz, que se aferraban
a sus propias entrañas.

Ted Hughes


De su último libro Birthday Letters (1998)

Versión de Zaidenwerg


THE TENDER PLACE

Your temples, where the hair crowded in,
Were the tender place. Once to check
I dropped a file across the electrodes
of a twelve-volt battery -- it exploded
Like a grenade. Somebody wired you up.
Somebody pushed the lever. They crashed
The thunderbolt into your skull.
In their bleached coats, with blenched faces,
They hovered again
To see how you were, in your straps.
Whether your teeth were still whole.
The hand on the calibrated lever
Again feeling nothing
Except feeling nothing pushed to feel
Some squirm of sensation. Terror
Was the cloud of you
Waiting for these lightnings. I saw
An oak limb sheared at a bang.
You your Daddy's leg. How many seizures
Did you suffer this god to grab you
By the roots of the hair? The reports
Escaped back into clouds. What went up
Vaporized? Where lightning rods wept copper
And the nerve threw off its skin
Like a burning child
Scampering out of the bomb-flash. They dropped you
A rigid bent bit of wire
Across the Boston City grid. The lights
In the Senate House dipped
As your voice dived inwards
Right through the bolt-hole basement.
Came up, years later,
Over-exposed, like an X-ray --
Brain-map still dark-patched
With the scorched-earth scars
Of your retreat.
And your words,
Faces reversed from the light,
Holding in their entrails





Soy vertical (Sylvia Plath)



SOY VERTICAL

Pero preferiría ser horizontal.
No soy un árbol con raíces en el suelo,
que sorba minerales y amor maternal,
para que al llegar marzo sus hojas resplandezcan;
ni encarno la belleza de un jardín,
que atraiga exclamaciones y mueva a que lo pinten,
sin saber que muy pronto sus pétalos caerán.
Comparado conmigo, es inmortal el árbol.
Y una corola, no muy alta, pero más sorprendente,
y de uno anhelo la longevidad, y de la otra la audacia.

Esta noche, a la luz infinitesimal de las estrellas,
las flores y los árboles han estado esparciendo su refrescante aroma.
Yo camino entre ellos, pero ninguno se da cuenta.
A veces pienso en eso cuando duermo,
tengo que parecérmeles lo más posible:
pensamientos que se han ido empañando.
Yo, que estoy acostada, lo siento como algo natural.
Así es que el cielo y yo tenemos nuestras charlas,
y he de ser útil cuando yazca al fin:
por una vez, entonces, me tocarán los árboles, y tendrán tiempo para mí las flores.

Sylvia Plath

(Versión leída en Zaidenwerg)


I AM VERTICAL  
But I would rather be horizontal.
I am not a tree with my root in the soil
Sucking up minerals and motherly love
So that each March I may gleam into leaf,
Nor am I the beauty of a garden bed
Attracting my share of Ahs and spectacularly painted,
Unknowing I must soon unpetal.
Compared with me, a tree is immortal
And a flower-head not tall, but more startling,
And I want the one's longevity and the other's daring.

Tonight, in the infinitesimal light of the stars,
The trees and flowers have been strewing their cool odors.
I walk among them, but none of them are noticing.
Sometimes I think that when I am sleeping
I must most perfectly resemble them--
Thoughts gone dim.
It is more natural to me, lying down.
Then the sky and I are in open conversation,
And I shall be useful when I lie down finally:
The the trees may touch me for once, and the flowers have time for me.
 

Una foto de Ted Hughes y Sylvia Plath en 1956


Ted Hughes y Sylvia Plath en París en agosto de 1956. Those were the days...

(Fuente)



domingo, 26 de junio de 2011

I Remember Clifford (Stan Getz)



I Remember Clifford, tema dedicado al trompetista de jazz Clifford Brown,  prematuramente fallecido en un accidente de automóvil el 26 de junio de 1956. Fue compuesto por el saxo tenor Benny Golson y otro saxo tenor, Stan Getz, es el intérprete aquí.



Una foto de Lee Remick





2 fotos de Catarina Scherer






De Vilagarcía de Arousa a Barcelona. Unas fotografias de Catarina Scherer. 


2 fotografías de Maya Fiala Grau

Ana

Alejandra y Trilce

Maya Fiala Grau estudia fotografía en Barcelona. He aquí un par de sus fotografías.


Bocoché (Baden Powell)


Es la tercera vez que Baden Powell viene por aquí. En esta ocasión, además de tocar la guitarra, canta. El tema se titula Bocoché, la música es suya y la letra de Vinícius de Moraes. Es verdad que sus manos eran infinitamente mejores que su voz, pero nos gusta Baden Powell, y aquí está.

BOCOCHÉ

Menina bonita, pra onde é "qu'ocê" vai
Menina bonita, pra onde é "qu'ocê" vai
Vou procurar o meu lindo amor
No fundo do mar
Vou procurar o meu lindo amor
No fundo do mar

Nhem, nhem, nhem
É onda que vai
Nhem, nhem, nhem
É onda que vem
Nhem, nhem, nhem
Tristeza que vai
Nhem, nhem, nhem
Tristeza que vem

Foi e nunca mais voltou
Nunca mais! Nunca mais
Triste, triste me deixou

Nhem, nhem, nhem
É onda que vai
Nhem, nhem, nhem
É a vida que vem
Nhem, nhem, nhem
É a vida que vai
Nhem, nhem, nhem
Não volta ninguém

Menina bonita, não vá para o mar
Menina bonita, não vá para o mar

Vou me casar com o meu lindo amor
No fundo do mar
Vou me casar com o meu lindo amor
No fundo do mar

Nhem, nhem, nhem
É onda que vai
Nhem, nhem, nhem
É onda que vem
Nhem, nhem, nhem
É a vida que vai
Nhem, nhem, nhem
Não volta ninguém

Menina bonita que foi para o mar
Menina bonita que foi para o mar
Dorme, meu bem
Que você também é Iemanjá
Dorme, meu bem
Que você também é Iemanjá



Flaming June (Frederick Leighton)



Flaming June  (Llameante junio, 1895), obra de Frederick Leighton (1830-1896).



sábado, 25 de junio de 2011

Gente al sol (Edward Hopper)



Gente al sol es una obra de 1960 de Edward Hopper.



Una foto de Harvey Stein

Art Knowledgwe News

Para compensar la visión de la entrada anterior, una fotografía del norteamericano Harvey Stein.

Otro enlace.



Mar azul (Cesária Évora y Marisa Monte)





La caboverdiana Cesária Évora canta su Mar azul acompañada de la brasileña Marisa Monte, vieja amiga de este blog.


MAR AZUL

Oh... Mar, detá quitinho bô dixam bai
Bô dixam bai spiá nha terra
Bô dixam bai salvá nha Mâe... Oh Mar
Mar azul, subi mansinho
Lua cheia lumiam caminho
Pam ba nha terra di meu
São Vicente pequinino, pam bà braçá nha cretcheu...
Oh... Mar, anô passá tempo corrê
Sol raiá, lua sai
A mi ausente na terra longe... O Mar



Isla de Sal, Cabo Verde (Fotografía de João Morais)




Nota. El criollo caboverdiano es un idioma originario del archipiélago de Cabo Verde. Es una lengua criolla con base léxica en el portugués y un sustrato de lenguas africanas, originada en la época de la colonización portuguesa.

(Wikipedia)



Luísa Macedo



















Desde Brasil, Luísa Macedo, que estuvo aquí hace unas semanas. Aparte de su página en Flickr, ella misma nos indica esta página personal, mucho más completa.

Y para acompañarla viene más tarde la caboverdiana Cesária Évora, a la que acompaña la brasileña Marisa Monte, cantando en directo Mar azul. Como dirían por allá, beleza pura.


viernes, 24 de junio de 2011

Canta el predicador en 'La noche del cazador'


El predicador Harry Powell (Robert Mitchun) canta el himno "Leaning on the Everlasting Arms" en la inquietante La noche del cazador (The Night of the Hunter, 1955), la única película dirigida por el gran actor Charles Laughton., una obra maestra que fue un fracaso en su día. Mientras Harry Powell canta, la señorita Cooper (Lilian Gish) monta guardia.




Leaning on the Everlasting Arms

What a fellowship, what a joy divine,
Leaning on the everlasting arms;
What a blessedness, what a peace is mine,
Leaning on the everlasting arms.

Refrain:
Leaning, leaning, safe and secure from all alarms;
Leaning, leaning, leaning on the everlasting arms.

Oh, how sweet to walk in this pilgrim way,
Leaning on the everlasting arms;
Oh, how bright the path grows from day to day,
Leaning on the everlasting arms.

What have I to dread, what have I to fear,
Leaning on the everlasting arms?
I have blessed peace with my Lord so near,
Leaning on the everlasting arms.




Dos obras de Munch








"Y tú, reina mortal, en qué cal viva..." (Antonio Gamoneda)

Fotografía de Ramón Astarloa

El terceto final de un soneto escrito por Antonio Gamoneda (1931) en 1942:

Y tú, reina mortal, ¿en qué cal viva
pondrás los ojos a dormir?
Paseo
como un perro, con sed, a la deriva.


Romance del Conde Olinos



Madrugaba el Conde Olinos,
mañanita de San Juan,
a dar agua a su caballo
a las orillas del mar.
Mientras el caballo bebe,
se oye un hermoso cantar;
las aves que iban volando
se paraban a escuchar.
Desde las torres más altas
la Reina le oyó cantar.
-Mira hija, como canta
la sirenitadel mar.
-No es la sirenita, madre,
que ésta tiene otro cantar;
es la voz del Conde Olinos
que por mí penando está.
-Si es la voz del Conde Olinos
yo le mandaré matar;
que para casar contigo
le falta sangre real.
-No le mande matar, madre,
no le mande usted matar;
que si mata al Conde Olinos
a mí la muerte me da.
Guardias mandaba la Reina
al Conde Olinos buscar,
que le maten a lanzadas
y echen su cuerpo a la mar.
La infantina, con gran pena,
no cesaba de llorar.
Él murió a la media noche
y ella, a los gallos cantar.



Tema original: El Conde Olinos. Canciones Populares e Infantiles Españolas.
Montserrat Sanuy Simon. MEC. 1984